“Si el desierto emocional del hombre crea los desiertos de la naturaleza, la cuestión consiste en cómo enriquecer la capacidad instintivo-emocional del ser humano del futuro … Es imprescindible percibir el nexo entre la relación bebé-madre y la relación de la humanidad con la madre Tierra”. Michel Odent, obstetra.